Un añadido al palacio de la Aduana

Durante muchos años, Aduana y Diputación Provincial compartieron el palacio situado en la actual plaza de España. Los almacenes de la Aduana estaban situados en las naves de la muralla, por lo que el derribo de las defensas, a comienzos del siglo XX, provocó la necesidad de buscar nuevos espacios. Anexo al palacio se levantaron los almacenes  que aparecen en la imagen. En los años sesenta del pasado siglo el Ayuntamiento negoció con el Ministerio de Hacienda el intercambio de ese edificio por los terrenos donde hoy se levanta la Delegación de Hacienda, en los antiguos glacis. Los anexos de la Diputación fueron entonces derribados para dar paso a la plaza donde hoy se encuentra la parada de autobuses urbanos y estuvo el lamentablemente desaparecido reloj floral.

0 comentarios

Commentarios cerrados.