Corporación bajo mazas en la república

La solemnidad no está reñida con ninguna forma de gobierno, ya que la representación de la ciudad y de sus habitantes exige el respeto a las tradiciones. Buena prueba de ello es  esta fotografía, creemos que de Reymundo, en la que aparecen los maceros y clarineros del Ayuntamiento saliendo de las Casas Consistoriales en octubre de 1931. En esa fecha, el municipio de la II República, presidido por Enrique Alvarez López, entregó en la plaza de San Juan de Dios las banderas de la República a los regimientos  de la plaza.

0 comentarios

Commentarios cerrados.