Mensajeros de los años cuarenta

 Hoy estamos acostumbrados a las prisas y el envío de objetos y mercancías se realiza a través de empresas de transporte urgente. Hasta hace pocos años lo habitual era recurrir a los cosarios cuando queríamos enviar un paquete a alguno de los pueblos de la provincia. Es el caso del cosario José Valladares, establecido en la calle Rosario y uno de cuyos recibos aparece e la imagen. La urgencia no estaba en el diccionario.

0 comentarios

Commentarios cerrados.