Vamos a meternos en un charco

En esta magnífica imagen que nos remite Adolfo González, que data a principios de los años cincuenta del siglo pasado, un niño hace una de las cosas más importantes que se puede hacer en este mundo: meterse en un charco con botas de agua. Ese momento no se le habrá olvidado en toda su vida. ¿Reconocen el paraje? Es La Laguna, al fondo se ve la entonces flamante iglesia de Santo Tomás de Aquino. Pasa un automóvil inglés, por el volante.

2 comentarios

  1. escrito por Marcos el 18.11.10

    El charco estaba en el cruce de lo que hoy es la calle Santa Teresa y pintor Zuloaga. El chalet que esta detrás del coche es Villa Fe, donde vivía el Dr. Jiménez Lebrón, abuelo de Chele Jimenez Martinez Era el primero de seis chalés que se llamaban V. Fé, V.Cruz,V Paz, V. Luz, V. Flor y V. Sol. Los tres siguientes eran de mi madre, y los dos últimos eran de unas tías de Javier Delgado Lallemand. La esquina de la derecha era el chalet del dueño del Pay Pay y creo que la araucaria que había aún existe. En ella estaba siempre, metido en una jaula, un loro que cantaba “Juanita Banana”

  2. escrito por l.d.l. el 1.04.12

    Los chalets de nuestras tías, pues soy harmano de Javier, se llamaban Villa Sol y Villa Flor. En uno de los chalets antes ctados la familia Jiménez,vivió Antonio Jiménez Cisneros, médico traumatólogo con su mujer, que era sevillana. y no tuvieron descendencia.