Cuando Cádiz vivía la afición a los toros

En agosto de 1949 se repartía por la ciudad esta recordatoria que conserva la familia Gómez Fariñas. La Escuela Taurina de Cádiz, que dirigía el torero “Chicuelín” y que estaba radicada en una cochera de la calle Mateo de Alba, ofrecían una misa en el segundo aniversario de la muerte del torero Manolete. Entonces en Cádiz había gran afición y por aquella escuela pasaron los Villodres, los Rodríguez Zafra,  Pacorrito, El Manteca, Antonio Pica, Irigoyen, Pérez Figuier, Brihuega y otros grandes aficionados.

0 comentarios

Commentarios cerrados.