Con una figura histórica del toreo

Entonces era un niño que soñaba ser figura del toreo y lo fue: Miguel Mateo Salcedo “Miguelín” posa en la plaza de Cádiz con José Luis Sancho Pedreño, hijo de un gran aficionado práctico gaditano, José Luis Sancho Mejías, que solamente toreaba junto a su hermano Antonio en festivales benéficos. Aquel día, 21 de junio de 1953, Miguelín toreó dos erales de “Alventus”.

0 comentarios

Commentarios cerrados.