Una clásica tienda de ultramarinos

Estamos en 1958 y en la calle Libertad 16. Nadie hablaba entonces de grandes superficies ni de multinacionales del sector de la alimentación. El ultramarinos era el único lugar donde hacer la compra. Detrás del mostrador, los apreciados industriales Victoriano e Indalencio Gómez y Gómez de Barreda, pertenecientes a una familia de montañeses con gran arraigo en nuestra ciudad.Una clásica tienda de ultramarinos

0 comentarios

Commentarios cerrados.