Nuestra industria del automóvil

Un anuncio de 1923. Francisco de la Viesca vendía los formidables Hudson y Essex y además era carrocero. No en vano el apellido de la Viesca aparece ligado a la llegada de la automoción a nuestra ciudad.

0 comentarios

Commentarios cerrados.