El café don Pablo, de Manuel Sánchez

Así funcionaba el café Don Pablo que regentaba Manuel Sánchez González, uno de aquellos montañeses para quienes la formalidad era ley de vida. Canalejas: la bonita marquesina, la terraza limpia llena de "familias" -años treinta, tal vez en Corpusy una tropa de camareros de chaqueta blanca. Impecable. Manuel Sánchez González, cuyos hermanos Lorenzo, José y Segundo dejaron su impronta en tiendas como "El Candil", "La flor marina" y "La parra del Veedor", vivía arriba del establecimiento y su familia se asoma al balcón, junto a la torre de referencia que servía para la enfilación de los barcos en el muelle.

1 comentario

  1. escrito por carmen el 24.02.14

    ¿ERa la Flor Marina del muelle en 1880 -1900 propiedad de los montañeses, Alvarez?