Mediodía soleado en la calle Ancha

Acaba de pasar un carro, a juzgar por el rastro que el animal de tiro ha dejado en los adoquines en este caluroso mediodía de un verano gaditano de fines del siglo XIX. La calle parece que ha cambiado poco, los personajes sí.

0 comentarios

Commentarios cerrados.