En el mostrador del Sol Bar

Así de bonito era el repostero del desaparecido "Sol Bar", de calle San Francisco y la actual Corneta Soto Guerrero que entonces se llamaba Alcalá Galiano.Estamos en 1928 y delante de un marcial escuadrón de botellas de las mejores marcas de vinos y vermouths posan el dueño del establecimiento, Pedro Palazuelos y con su impecable chaqueta blanca de botones dorados, el dependiente Fernando Orellana. Era de fama su magnífico café de maquinilla.

0 comentarios

Commentarios cerrados.