En la calle de La Palma, en 1755

En la mañana de un día como hoy de 1755 el espantoso terremoto de Lisboa, además de 50.000 muertos, provocó olas de treinta metros, que azotaron nuestra ciudad. Las murallas también nos defendieron de la catástrofe, pero las aguas penetraron en la ciudad. Esta estampa del "Nomenclátor de las calles de Cádiz" recoge el momento en que el capuchino Bernardo de Cádiz y el cura Francisco Macías, sacaron la cruz parroquial y el estandarte de La Palma para parar las aguas, en la más céntrica de las calles de aquel barrio del Mundo Nuevo, hoy de La Viña.

0 comentarios

Commentarios cerrados.