Al grito de ¡Que viva la Pepa!

Es curioso que aunque parece que la expresión nació en Cádiz poco después de 1812, ya aparece en esta estampa de Rodríguez de la "Colección de los trajes que en la actualidad se usan en España principiada en 1801" representando a un ciego y a su lazarillo.

0 comentarios

Commentarios cerrados.