Instrucciones del gobernador civil para prevenir la enfermedad del tifus

Publicado en Diario de Cádiz el 11 de mayo de 1909. Como saben nuestros lectores, en Sevilla ha sido declarada oficialmente la epidemia del tifus. Habida cuenta la proximidad de Sevilla a Cádiz y la intensidad de relaciones entre ambas provincias, el gobernador civil ha publicado una circular recordando a los alcaldes algunas disposiciones de carácter urgente. Además de los aparatos de laboratorio y material e desinfección, en todas las poblaciones deberá existir un barracón sanitario. Deberá extremarse la vigilancia sobre los vagabundos y personas sin trabajo que van de una población a otra. El tifus se difunde en los albergues y hospederías de gente pobre y descuidada. Sobre estos lugares hay que vigilar la sanidad y comunicar a la autoridad cualquier síntoma de tifus. Los alcaldes deberán cuidar que todos los lugares públicos estén ventilados y limpios, en especial los mercados. Deben vigilar el estado de las aguas para el consumo, los pozos y los aljibes. También serán objeto de especial vigilancia, las escuelas, las fábricas y los talleres.

0 comentarios

Commentarios cerrados.