La tregua de la lluvia permitió la salida de la Buena Muerte y el Nazareno

Publicado en Diario de Cádiz el 09 de abril de 1909. Por fin las lluvias han parado y permitido que las procesiones salgan a las calles de nuestra ciudad. La Vera Cruz, que había aplazado su salida hasta hoy, decidió no salir en vista de lo inseguro del tiempo. Sin embargo, la Buena Muerte y el Nazareno decidieron sacar las imágenes y así lo efectuaron a las cuatro de la tarde desde sus respectivos templos. La Buena Muerte llamó la atención del público por las soberbias andas de plata y por lo lujoso de las indumentarias de los niños vestidos de ángeles y las señoritas que representaban a las Virtudes. El Nazareno salió en medio del fervor del barrio de Santa María. Las imágenes iban vestidas ricamente, destacando el soberbio manto de la Virgen de los Dolores. La procesión de la Buena Muerte regresó a San Agustín a las nueve y media de la noche. El cortejo del Nazareno, por temor a que volvieran las lluvias, regresó a Santa María cuando salió de la S.I. Catedral. El regreso por las calles del barrio, como es tradicional, fue presenciado por miles de personas.

0 comentarios

Commentarios cerrados.