El obispo preside la reapertura al culto de la iglesia de Santo Domingo

Publicado en Diario de Cádiz el 24 de diciembre de 1934. Aún no concluidas las obras de restauración en el convento de Santo Domingo, ayer tuvo lugar su reapertura al público. La citada iglesia fue incendiada por las turbas en la triste noche del 12 de mayo de 1931. Los asaltantes profanaron el artístico templo y quemaron, entre otras obras de arte, la imagen de Nuestra Señora del Rosario, Patrona de Cádiz. En agosto de 1932 comenzaron las obras de restauración, debido a la piedad y largueza de unos fieles gaditanos. En la mañana de ayer, reconstruido el sagrario, restaurado el altar mayor y techada la iglesia, se ofrece en su hornacina una imagen de la Virgen del Rosario cuyas manos y el Niño Jesús que sostiene en ellas pertenecen a la imagen destruida. El resto del templo ofrece el mismo aspecto desolador en que le dejó el criminal atentado. A las ocho y media, ante multitud de fieles, el obispo, Ramón Pérez Rodríguez celebró una misa y pronunció una emotiva plática. En la imagen, el estado en que quedó la imagen de la Virgen en 1931.

0 comentarios

Commentarios cerrados.