El auténtico segundo puente

Estamos en la puerta de los astilleros de Echevarrieta, poco antes de la explosión del depósito de minas, en agosto de 1947. En el paisaje de aquellos años, ya casi se habían perdido "las cuestas" donde iban las familias a pasar su día de campo. El puente sobrevivió a la explosión con graves daños en su tablero, pero el soterramiento acabó definitivamente con él. Fue, históricamente, el segundo puente de nuestra ciudad, tras el "puente canal".

0 comentarios

Commentarios cerrados.