Una botadura que resulta fallida

12 de marzo de 1929: esta es la construcción número 20 de los Astilleros de Echevarrieta, un ganguil de 50 metros de eslora, el Egesa número 2, gemelo de otro. La anécdota está en que al ser botado se paró en la mitad del lanzamiento, quedando en esta situación poco airosa, a escasos metros del agua. La foto es de la colección Rodríguez Díaz.

0 comentarios

Commentarios cerrados.