La fachada de Diario de Cádiz en la calle Ceballos, antes Bomba

En esta calle nació DIARIO DE CÁDIZ en 1867. En el número 1 de la Calle de la Bomba se estableció la Revista Médica, que anteriormente estuvo en la plaza de San Antonio. En la redacción y talleres de esa publicación se dio imprenta al periódico -fundado por Federico Joly Velasco- y otras ediciones. Historia de la calle Ceballos Aunque en el rótulo de la calle solamente figura “Ceballos”, el verdadero nombre de esta travesía, que comunica la Plaza Fragela con la del Mentidero, es “Calle del doctor Ceballos”, así consta en acuerdo del Ayuntamiento, en sesión celebrada el 9 de diciembre de 1875. Así se denominó en homenaje a Juan Ceballos y Gómez, médico nacido en Cádiz de modesta familia en 1817. El Ayuntamiento, a los cuatro días de la muerte de Ceballos, rindió este homenaje rebautizando la que hasta entonces había sido Calle de la Bomba, llamada así por la máquina extractora de aguas que existió en el tramo de la calle próximo a la plaza Fragela. Ceballos, que fue catedrático de Historia Natural y de Medicina Operatoria en nuestra Facultad, fue el primer médico en España que practicó la anestesia dispensando cloroformoal paciente. Autor de varios libros sobre su especialidad médica y la enfermedad del cólera, Diario de Cádiz, al dar la noticia de su fallecimiento en aquel invierno de 1875, resalta que fue Gran Cruz de Isabel la Católica y comendador de la Orden de Carlos III, en atención a sus desvelos y entrega a sus pacientes durante la epidemia de cólera que azotó nuestra ciudad en los primeros años de la década de 1850. Ceballos estuvo al frente de una casa de socorro instalada por el Ayuntamiento en “el barrio más infecto”. También fue distinguido por su labor con los enfermos de la guerra de África de 1859-60. La muerte de Ceballos, que había vivido en el número 12 de la calle del Rosario, supuso una conmoción en la clase médica y universitaria. A su entierro acudieron todos los estudiantes de Medicina, según este Diario, que fue testigo de ello. Los alumnos siguieron en masa el sepelio, portando a hombros el féretro, hasta el Cementerio Católico. Leyeron discursos ante la tumba los doctores Camba y Alsina. El poeta José Dios, titular hoy de otra calle en nuestra ciudad, leyó un soneto. Para nosotros lo entrañable de esta calle es que en ella nació este diario en 1867 y por ello le dedicamos esta primera entrega. En el número 1 de la Calle de la Bomba se estableció la Revista Médica, que anteriormente estuvo en la plaza de San Antonio. En la redacción y talleres de esa publicación se dio imprenta a este periódico -fundado por Federico Joly Velasco- y otras ediciones. La calle dio nombre a un colmado, la Parra de la Bomba, esquina con Benjumeda, de cuño flamenco, frecuentado por los estudiantes de Medicina.

3 comentarios

  1. escrito por JUAN RECIO el 25.05.11

    Es una lástima que Diario de Cádiz no haya conservado esta finca para poner un museo y así perpetuar en la historia el que es el diario mas antiguo de toda Andalucía y es aún peor si consideramos que, a titulo afectivo, sigue en su redacción la misma familia que lo fundó y por tanto debería haber conservado esta finca llena de recuerdos para ellos y para el resto de los gaditanos

  2. escrito por Luis Delgado el 25.06.11

    Magnífico “blog”, con un contenido muy completo, donde se refleja mucha historia de la ciudad. Sería muy interesante, que se hicieran aportaciones para conseguir una ampliación del mismo. Repito felicidades, y como se dice en Cádiz, “Adelante con los faroles”. Gracias. L.D.L.

  3. escrito por jesus rey-joly barroso el 10.06.13

    leyendo en la web la biografía del fundador del diario de cádiz, observo lo que considero un error monumental, en lo que se refiere a su filiación. me explico: obra en mi poder una copia del acta de bautismo de Federico Joly Velasco que se encuentra en el archivo parroquial de la iglesia castrense de San Francisco de San Fernando, en donde fue bautizado el 16 de enero de 1826. en dicho acta lo declara hijo legítimo de Juan Calixto Joly, teniente de bombarda del Real Grupo de Artillería de Marina, natural de Puerto Real y de MªDolores Velasco, natural de Cádiz, y no del tal Charles Joly, francés, que le adjudica la biografía autorizada por el grupo Joly.
    quien esto escribe desciende del hermano mayor de Federico, Carlos Joly Velasco, a través de su hija mayor Aurora Joly Allende, esposa del oficial de Infantería de Marina Celestino Rey García-Valdés, natural de Ferrol, de donde mi apellido Rey-Joly.
    espero que esto sirva para rectificar ese importante error en la biografía de tan ilustre isleño.